¿De dónde sale la resiliencia?

Categorías Psicologia

Una de las reflexiones más importante que se hace con respecto a la resiliencia es tener claro que nunca seremos capaces de realizar apreciaciones objetivas acerca de la realidad. Este hecho es explorado por la filosofía desde hace cientos de años y se nos plantea una duda, si siempre debemos interpretar lo que nos ocurre ¿Cuál es la mejor manera de hacerlo?

Una de las claves para desarrollar resiliencia es evitar que los pensamientos pesimistas que nos inunden el torrente, ya que eso es una manera de interpretar lo que nos está ocurriendo. El pesimismo y la tristeza nos mantienen sumergidos en el malestar y hace que nuestras invenciones acerca de la realidad no sean ciento por cierto fiables.

En consecuencia, nunca podremos conocer de un modo directo la realidad, pero podemos elegir construir una interpretación que haga que nuestra vida tenga un significado importante para nosotros. Es una cuestión de elección, si escojo este camino, esta historia, eso me permitirá seguir avanzando.

Además, existen diversos factores que podemos desarrollar para ser cada vez más resilientes:

  • Fortalecer las relaciones: establecer buenas relaciones con familiares cercanos, amistades y otras personas importantes, aceptando su ayuda y apoyo. En algunas ocasiones se puede encontrar un sostén social estando activo en grupos de la comunidad, organizaciones basadas en la fe y otros grupos locales.

 

  • Acepte que el cambio es parte de la vida: Es posible que como resultado de una situación adversa no le sea posible alcanzar ciertas metas. Aceptar las circunstancias que no puede cambiar le puede ayudar a enfocarse en las circunstancias que si puede alterar.

 

  • Tenga metas realistas: Haga hago regularmente que le permita moverse hacia sus metas, aunque le parezca un pequeño paso, se convertirá en un gran logro. En vez de enfocarse en cosas que cree que no puede lograr, pregúntese ¿Qué puedo lograr hoy? Y esto le permitirá caminar hacia dónde quiere ir.

 

  • Lleve a cabo acciones decisivas: En situaciones de adversidad, actué de la mejor manera que pueda. Tomar decisiones es mejor que ignorar el problema.

 

  • Cultive una visión positiva de sí mismo: desarrolle confianza en sus capacidades para resolver los problemas.

 

  • Conserve en perspectiva las situaciones que se le presentan: Evite agrandar el evento fuera de proporción. Aunque se enfrente a eventos dolorosos, trate de considerar el evento en un contexto más amplio y mantenga la perspectiva a largo plazo.

 

  • Nunca pierda la esperanza: Una visión optimista le permite esperar que ocurran cosas buenas en su vida. Trate de visualizar lo que quiere en vez de preocuparse por lo que teme.

 

  • Cuide de sí mismo: sus necesidades y deseos son importantes, no los deje de lado. Inicie actividades que disfrute y sean relajantes. Al cuidarse a sí mismo mantiene su cuerpo y mente listos para enfrentar una situación que requiera resiliencia.