Descubrir el camino

Categorías Reflexiones

Algo que escribí hace algún tiempo:

No sé por qué deje de escribir lo que sentía, simplemente quería dejar de sentir, era muy doloroso estar allí, era mejor dejar a mi cuerpo sin corazón.

Nunca pensé en las consecuencias en que me convertiría en un robot, que no siente, que no vive su entorno.

Por qué quise estar siempre tan cansada, solo llegar a mi casa a dormir, porque quería dejar de pensar en lo que estaba pasando o podía pasar.

Mi naturaleza amorosa la deje atrás, es muy egoísta de mi parte, pero sentía que la humanidad no merecía que yo quisiese dar amor, pero lo oculte tan en el fondo, que ni siquiera yo podía encontrarlo.

Quería volver a soñar, sin preocuparme por lo que pueda pasar.

Quería no tener miedo de sentir algo grande y fuerte.

Quería dejar de ser un ser tan racional que piensa todo en vez de sentirlo; dejar de buscar explicaciones, a lo que no se puede explicar.

No quiero vivir con miedo toda mi vida, quiero pensar que hay algo más allá.

Quería dejar la careta, y mostrar lo que soy, no lo en lo que el dolor me convirtió.

Escrito: 12/7/2014

 

Esto lo escribí en un momento de mi vida donde no podía encontrar respuestas, me sentía perdida en el camino que escogí y me encerré en mi misma. No hablaba con nadie y hacia como si las cosas no me dolían.

En ese camino incierto logre ir a psicoterapia, a pesar de estar estudiando psicología no me había dado la oportunidad de trabajar en mí, en mi mundo, en mis fantasmas.

En el camino, acompañada de mi psicólogo encontré luz en medio de una cueva oscuro, me encontré con cosas mías que no conocía. Cosas que dolieron, cosas que me hicieron felices, simplemente cosas que me hicieron quien soy hoy.

Te invito a recorrer ese camino junto a mí. Yo no seré tu mentor, ni tu maestro, solo seré tu acompañante tu guía. Para que juntos vayamos poniéndole luz a ese camino que se ve tan oscuro. Date la oportunidad de descubrirte y conocerte, yo te ofrezco mi mano.