Estrategias para ser mas productivos

Categorías Uncategorized

Estrategias Para Dejar de Procrastinar

Aunque no todo es totalmente malo y uno necesita sus momentos para descansar y recompensarse luego de un arduo trabajo, como dije anteriormente la procrastinación se vuelve contra ti cuando no te permite ser productiva ni cumplir con tus tareas propuestas.

Este tema despierta gran interés ¿Qué puedo hacer para dejar de procrastinar y ser más productivo?, pues existen distintas acciones y programas específicos que puedes aplicar.

Los tratamientos más eficaces según la literatura son los cognitivo-conductuales que incorporan distintos componentes o factores centrales del problema desde la motivación, la emoción, las habilidades necesarias, etc. Existe evidencia para afirmar que en general las estrategias auto regulatorias y de auto-control, las cogniciones y el afecto, han dado resultados favorables (Steel, Brothen, & Wambach, 2001; Ferrari, 1993; Höcker, Engberding, Beißner, & Rist, 2008).

En este sentido y según lo que encontré dando vueltas por distintos artículos de internet les dejo una lista de estrategias que pueden utilizar:

  1. Utiliza la Regla de los Dos Minutos. dice que si estás planificando una acción que se puede hacer en menos de dos minutos, no la planifiques; hazla. Si haces de esta regla un hábito, habrá una multitud de tareas que no vas a poder posponer
  2. Da un pequeño primer paso. Si le temes a una tarea por el motivo que sea, plantéate trabajar solo 5 minutos y dejarlo. Cuando empiezas a trabajar el miedo se desvanece y consigues fuerza para continuar y terminar el trabajo. Deja de pensar y hazlo.
  3. Las rutinas ayudan. Si conviertes la tareas repetitivas y aburridas en rutinas, terminarás haciéndolas sin apenas esfuerzo.
  4. Toma decisiones. Muchas veces se aplaza una tarea por que no te detienes a pensar en ella. Detente un minuto para aclarar que significa esa tarea y toma una decisión. Quizás decidas postergarla de manera racional en cuyo caso no sería procrastinar.
  5. Haz un seguimiento de tu tiempo. Anota las tareas diarias y cuánto tiempo te ha llevado cada una. Al anotarlo creará un compromiso interno que te hará ser más responsable con respecto a cómo lo utilizas.
  6. Aprende a decir no. Pudiera apostar que muchas de las tareas que tienes es porque te has comprometido por no decir “NO”.
  7. No tengas miedo a abandonar. Puede que no se el espacio o tiempo indicado. A veces creemos que tenemos que terminarlo solo porque lo hemos empezado. Si creemos que ese proyecto no tiene mucho sentido o no es tan importante, simplemente déjalo y empieza otra cosa. Esperar ni es procrastinar.
  8. Gestiona tu energía, no tu tiempo. Elige el mejor momento para trabajar, si estás cansado o de mal humor es más probable que procrastines. Para mejor tu actitud, descansa, aliméntate bien y haz ejercicio.
  9. Divide el trabajo en tareas pequeñas y concretas. Si te estas planteando un proyecto grande y abrumador, es preferible dividirlo en varias tareas, eso te hará ver el camino más claro y la resistencia a enfrentarte desaparecerá.
  10. Establece una recompensa para cuando termines esa tarea que se resiste. Busca motivación pensando la recompensa que obtendrás luego de terminarlo, algo que te relaje y que te guste. Puedes establecer tus propios incentivos
  11. Hazlo público. Si se trata de un reto importante, hazlo público. Habla de ello con tu familia y con tus amigos, publícalo en tus redes sociales, en tu blog… Te sentirás responsable y comprometido, y te costará aplazar el trabajo.
  12. Utiliza las palabras adecuadas. Exprésate con palabras concisas y motivadores. Recuerda las palabras tienen poder.
  13. Utiliza una lista de tareas corta. Si haces una lista de tareas que sea eterna eso puede arruinar tu sensación de control y convertirse en una fuente de estrés y frustración. Mientras más corta es más fácil estar enfocado en lo que realmente tienes que hacer.
  14. Utiliza herramientas que te gusten. Utiliza cosas atractivas que te gusten y te impulsen a trabajar, como colores, marcadores, cartulinas.
  15. Revisa regularmente tus objetivos.  Es importante siempre tener tu meta presente, aunque esta tarea sea complicada o aburrida debes tener presente que es importante para lograr tu objetivo.
  16. Trabaja tus hábitos. Si tú te conoces y logras averiguar porque aplazas constantemente ciertos tipos de tareas, podrás cambiar tus hábitos, enfocarlos hacia una mayor productividad.
  17. Evita las distracciones. Cuantas más tentaciones tengas para hacer otra cosa en vez de lo que tienes que hacer, más fácil será procrastinar. Mantén el móvil, las notificaciones y el acceso a internet desconectados cuando te dispongas a afrontar tareas complicadas.
  18. ¿Tienes un sistema? Si tienes un sistema de productividad personal como GTD, será más fácil que tengas claro qué tienes que hacer y por qué no debes aplazarlo. Esto es un poco más complejo pero si te interesa te dejo el link para que puedas profundizar en el tema https://facilethings.com/blog/es/ultimate-guide-to-gtd

Si quieres dejar de procrastinar hoy mismo, te dejo un juego, hará que empezar sea divertido…

 

EL JUEGO DEL CONTROL

Arranquemos el juego de una vez. Es súper sencillo y solo tienes que seguir una regla

Si no estás haciendo esa tarea que es importantes, entonces detente y ¡congélate!

Ok, les explico (si ya sé que es un poco raro), lo que sucede en realidad es que cuando procrastinamos no es que dejamos de trabajar en algo, sino que nos volvemos inmensamente productivos en otras tareas que no son importantes en ese momento.

Si no estás trabajando en esa actividad, entonces no puedes hacer absolutamente nada más.

Parece magia, pero no lo es una estrategia poderosa para que empieces a tomar el control

DETENTE: antes de ir a contestar ese mensaje que no es importante, ver el video de YouTube o simplemente saltarte la actividad que planeaste. Solo congélate.

Así lograras ser mucho más disciplinado. Si no haces lo que tienes que hacer, entonces no estarás haciendo nada más en su lugar.

Cuando empieces a convertirlo en un hábito, dejaras de convertirte en alguien productivo en otras actividades, eso te obligara a calmarte y terminar la actividad pendiente.

Seguro dirás, no me parece, eso será una pérdida de tiempo. Pero no es así, en realidad cada vez que lo apliques estarás “entrenando a tu cerebro”.

Con esto lograras tener el control y cuando tengas algo que hacer, simplemente lo estarás haciendo sin dar muchas vueltas.

De esta forma lograrás tener el control. Cuando tengas algo que hacer, simplemente lo estarás haciendo.

Bibliografía

Becerra, A (2012). Aproximación a un concepto actualizado de la procrastinación. Revista iberoamericana de psicología: ciencia y tecnología. 5(2): 85-94.

La procrastinación, qué es y cómo superarla (2014). https://www.psicoactiva.com/blog/la-procrastinacion/

Sanz, T (2016). La estrategia perfecta para dejar de procrastinar hoy mismo. https://habitualmente.com/dejar-de-procrastinar/